Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 23 de marzo de 2013

Porcentajes de la felicidad





María Teresa Otero @MariteOtero

Esta mañana compartía con mi hermano a través de esa maravillosa herramienta llamada whatsapp, encontrándonos en diferentes países es más o menos común que nos preguntemos sobre nuestras vidas… En un punto de la conversación logró decirme “trata de morir feliz” en el momento sonreí, pero horas después analizaba el tema.

Siempre hablamos de la felicidad, pero rara vez podemos definirla. El 28 de junio de 2012 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclama el 20 de marzo Día Internacional de la Felicidad "La búsqueda de la felicidad es un derecho humano fundamental", señaló la resolución, aprobada por consenso en la asamblea de 193 miembros.

Muchos gobiernos dicen ahora que elementos como la felicidad deben ser incluidos en las mediciones de prosperidad actualmente dominadas por indicadores económicos. Pero yo no pretendo hablarles de países felices. 

Vamos a estar claros que todos nosotros podríamos incrementar nuestros niveles de bienestar, aunque estudiosos del área mencionan que tenemos una programación innata que nos guía hacia la infelicidad.  Por esto es importante recordar que según expertos un pensamiento negativo debilita tu sistema inmunológico durante 6 horas. (creo que a Dios se le fue la mano)

Yo no me doy por vencida. En gran medida y según todos los libros que he leído la felicidad depende de la actitud con la que asumas la vida, trata de un esfuerzo importante que nos deja grandes resultados. Lo bueno de todo el asunto es que las emociones son contagiosas y por si fuera poco, cuando logramos que los demás sean felices, aumentamos nuestras propias posibilidades de serlo.

En resumidas cuentas es importante disfrutar los pequeños detalles que nos colorean el día, tener un puñado de afectos y definir la disputa entre nuestras individualidades y el deseo de amar.

Entre porcentajes. Los psicólogos Sonja Lyubomirsky, Ken Sheldon y David Schakade, identificaron y cuantificaron los factores más importantes que determinan el bienestar: Valor de referencia, 50%; circunstancias, 10%; actividad deliberada, 40%.

Quiere decir que el 50% de tu felicidad esta determinado por la genética, tiene su origen en nuestros padres -o en uno solo de ellos- lo que significa que nacemos con un valor de referencia ya sea alto, bajo o intermedio, y esto influye en lo felices que vamos a ser en nuestra vida.

El 10%  denominado circunstancias, se refiere a elementos como salud, educación, relación de parejas, economía, relaciones laborales, situaciones políticas y pare usted de contar (Para tener una lista tan larga es cortito el porcentaje)  Tener la idea que nuestras circunstancias diarias poseen un porcentaje tan pequeño como para influir en nuestra felicidad nos da una sensación casi inmediata de control.

El 40% restante viene determinado por nuestro comportamiento o actividad deliberada, contar con la posibilidad de influir sobre el 40% de nuestro nivel de felicidad a través de lo que hacemos y de cómo pensamos, resulta realmente esperanzador.

“La Formula”. Es el momento de ser gerentes de actitudes, emociones y pensamientos, aprender a disfrutar de todo aquello que tenemos a la mano. Según los investigadores los patrones de pensamientos y de comportamientos de las personas más felices son:

  • ·      Dedicación más intensa a la familia y amigos.
  • ·      Ser optimistas a la hora de  imaginar el futuro.
  • ·      Realizar ejercicio físico.
  • ·      Dormir plácidamente.
  • ·      Ser conscientes de lo que tenemos y mostrar gratitud por ello.
  • ·      Saborear los placeres de la vida.
  • ·      Estar comprometidos con objetivos y metas.
  • .  Ser generosos y ayudar a los demás.


Cada persona tiene la posibilidad de incrementar realmente su propia felicidad siempre y cuando esté dispuesto a esforzarse por ello. Recuerda que  todos podemos cambiar,  aunque intuitivamente temamos que sea difícil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario